La tarta de zanahoria no deja de ser una exquisitez al momento de querer disfrutar de una merienda, como postre o incluso para hacer una tarta de cumpleaños casera, es fácil de hacer y deliciosa.

Os comparto esta recete casera, lo mejor de todo, que se elaboró con la base de zanahoria sin azúcar que vende nuestra empresa, esta base la hace un poquito más sana que de lo normal. Si quieres una tarta con azúcar, pues usas la elaboración que viene con azúcar.

Además se reemplazó la harina tradicional por harina integral, por lo que la convierte en una tarta ideal para comer sin tanta culpa, bueno, excepto por la cobertura blanca, pero como lleva poco… ¡seguro que compensa!

Aquí comparto la receta:

Bizcocho:

  • 1 taza y media de preparado de zanahoria Arroyo Sánchez con Maltitol
  • 4 huevos
  • 1½ tazas de harina integral o la que quieran(210 gramos)
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • 2 cucharaditas de canela en  polvo
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 3 clavos de olor molidos, esto es muy poco, casi una pizca.
  • ½ taza de nueces picadas
  • Opcional: 1 puñado de pasas o almendras
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • ½ taza de aceite vegetal

Para la cobertura blanca:

  • 200 gramos de queso crema normal o light (yo uso el light)
  • ½ barra de mantequilla
  • 1 taza de azúcar glass (140 gramos)

Preparación:

  1. Empezaremos nuestro pastel de zanahoria fácil de hacer por la masa del bizcocho. Para ello, introduce los huevos en un recipiente y bátelos hasta que adquieran una textura espumosa. Asimismo, precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Luego, la taza y media de preparado de zanahoria (esta receta no lleva azúcar porque nuestro preparado ya lo lleva), la harina y los polvos de hornear bien tamizados alternándolos con el aceite y sigue batiendo. De esta forma será más fácil integrar todos los ingredientes y conseguir una masa de bizcocho de zanahoria homogénea y sin grumos.
  3. Agregar el resto de los ingredientes sin dejar de batir, canela, clavo de olor molido, nuez moscada, pizca de sal, cucharada de vainilla.
  4. Seguir batiendo hasta lograr una masa homogénea.
  5. Agregar los frutos secos

Unta un molde redondo, idealmente, que sea apto para horno con un poco de mantequilla y vierte la mezcla. Deberás hornear el bizcocho de zanahoria durante unos cuarenta minutos aproximadamente, siempre vigilando por si requiere un poco más de tiempo o menos.

  • Mientras el bizcocho se hornea, aprovecha para hacer la cobertura blanca, es muy fácil, en un recipiente junta el queso crema con la mantequilla y comenzar a batir, luego agrega poco a poco el azúcar glass, si quieres le puedes agregar media cucharadita de esencia de vainilla y listo.
  • Cuando el bizcocho de zanahoria esté listo, lo retiras del horno y lo dejas enfriar.  Frío lo cortas por la mitad y rellenas con la cobertura blanca, luego unta el frosting o cobertura blanca por todo el bizcocho, decora con unas nueces molidas o almendras molidas y coco rallado por los bordes.